En estos días de cuarentena he leído y leído y,  unos de los temas que más me hizo meditar es sobre el amor y el desamor  pero en esta entrada no quiero hablar de lo segundo, porque como profesional del sector de bodas, lo que me atañe y me gusta es el amor, y es que después de tantos años dedicados a la fotografía y en especial a la de bodas he visto momentos intensos de felicidad.

Pero viendo alrededor somos tan diferentes los unos de los otros y sin embargo tenemos algo en común, -enamorarnos- y después de mucho pensar cosas absurdas, he llegado a la conclusión que nadie podría tener la verdad absoluta, en el mismo momento que la afirme ya no sería verdad, nos atraemos y nos enamoramos, eso es una verdad  que hasta ahora nos la encasillaban  por clases sociales similares, raza o costumbres iguales, para que en cierto forma el amor fuese facilitado.

Pongámonos a pensar, cuantas almas solitarias hay por ahí, porque no se han atrevido a  dar el paso por temor de ser señalados por diferentes, porque su amor de vida es socialmente inaceptable, saben que les digo solo tenemos una vida y si queremos compartirla con otra persona da igual sus diferencias, raciales, religiosas, sociales, y agreguen ustedes lo que quieran, lo verdaderamente importante es que somos uno, -humanos- y que estamos destinados a convivir de una manera o de otra, que dentro de nosotros palpita un corazón al mismo ritmo de los demás, cuando seamos ancianos recordaremos esos amores que nunca fuimos capaces de perseguir por nuestra cobardía, y diremos “debí haberlo hecho”, créanme, yo que ya he rodado unos años, no se achiquen ante la diferencia, no se hace uno viejo por haber vivido mucho sino por no  seguir nuestro ideales.

Y por tal razón, he hecho esta fotografía de boda dentro de casa, con la idea gráfica de lo antes expuesto, disfruten ustedes de esta boda atípica pero válida a pesar de sus diferencias, se conjugaron en un gran “SI QUIERO” muchas son las bodas que he hecho en mi carrera como fotógrafo, y todavía quedan muchas parejas por fotografiar