Aqui les muestro esta boda muy particular, norteamericanos y rancheros, su folklore sus bailes, y por sobre todas las cosas su contagiante alegría, ser fotografo de boda, te abre un abanico de conocimientos, conocer a personas de diferentes latitudes, sus costumbres tradiciones, pero inmortalizar, plasmar y ser parte de su historia.